Terry O’Quinn y las series en la TV Social

Hace unos días el actor Terry O’Quinn (Locke en Perdidos) publicaba dos tweets muy interesantes poco después de anunciarse la cancelación de 666 Park Avenue, serie en la que estaba trabajando.

Y me parecen interesantes porque guardan relación con el futuro presente de las series en la conocida como televisión social. ¿Hasta cuándo soportará el mercado la medición actual de audiencias? ¿Qué anunciantes, plataformas y líderes tecnológicos darán el primer paso en los nuevos estándares? ¿Qué nuevas métricas deben afianzarse para dar este paso?

Existen varios aspectos a tener en cuenta:

El primero deriva de  la cuestión más básica sobre el presente inmediato de la televisión. ¿Estará dentro o fuera de la caja? ¿El usuario podrá interactuar dentro o fuera de la misma? ¿Hablamos de la conocida como televisión híbrida* o del predominio de las SmartTV**?

En segundo lugar -tal y como defendí en mi clase dentro del PDP  Experto en Televisión Social, Transmedia y Nuevas Narrativas Audiovisuales– sería importante diferenciar los productos televisivos destinados al directo de los que serán característicos del concepto ‘en tiempo real’. Mientras que los primeros están marcados por la programación de las cadenas, los segundos (entre los que se encontrarían las series) están modelados por el consumo personalizado de los usuarios/espectadores/gamers.

En este sentido, el espectador de series es cada vez más independiente de la programación de las cadenas, aunque esto no sea motivo para que estas puedan interactuar con él adaptándose a los nuevos modelos de consumo (DVR Social, plataformas como Netflix o HBOgo, Character Chatter de Usa Network)

Por otra parte, surge la cuestión de si todas las series -y los géneros que las engloban- son susceptibles de convertirse en productos de esta televisión social. Encontramos tanto series cada vez más permeables a estas narrativas multiplataforma (Fringe) como series con estructuras clásicas y muy sólidas (Los Soprano, Breaking Bad). Tenemos algunos conocimientos básicos como:

1) Estas series de estructuras narrativas sólidas (ese ‘cine televisivo’ y de calidad abanderado por HBO) no permiten con facilidad una interacción del usuario en tiempo real -diferenciemos aquí también del directo- en tanto que el disfrute completo y la inmersión del mismo vienen exigidos por una atención exclusiva al producto.
2) El género de la ciencia ficción es el más indicado para iniciativas transmedia (Battlestar Galactica, Lost).
3) Los dramas serializados con cliffhanger consiguen más puntuación social que las sitcoms o dramas independientes.

Por tanto, esos tweets aislados de Terry O’Quinn que mencionaba al principio son de especial interés en cuanto a que la propia industria empieza a ser consciente de la necesidad de revisar los estándares actuales de producción, medición y desarrollo de productos televisivos de ficción. Y concretamente, por características propias como la duración a lo largo del tiempo y la expansión del universo narrativo, de las series.

* HbbTV. Estándar europeo desarrollado por grupos audiovisuales y fabricantes. El contenido extra viene ofrecido por la propia cadena en cada emisión; combina contenido lineal y contenido no lineal.
** No existe un estándar, cada fabricante tiene el suyo. Ofrece contenido adicional de manera independiente en forma de apps y otros servicios.
Anuncios

Una respuesta a “Terry O’Quinn y las series en la TV Social

  1. Pingback: Fans y series más allá de la televisión |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s